Pladur y precio: ¿van siempre unidos?

Reformas en Pontevedra Constructora Rey
Todo lo que necesitas para tus reformas en Pontevedra
11 octubre, 2018
Construcción en Pontevedra
Pasos a seguir para construir una vivienda
26 octubre, 2018
Mostrar todo
Pladur reforma Constructora Rey Pontevedra

En el momento de pensar en la ejecución de una vivienda nueva, una reforma de la existente o cambiar la distribución de alguna parte de la casa, suelen surgir algunas dudas y debemos valorar todas las variables a tener en cuenta: precio, material (pladur, ladrillo…), tiempo que quiero invertir, presupuesto, etc. Sin duda, iniciar este tipo de proyectos no es una decisión fácil. Una de las dudas tiene que ver con la elección del material con el que hacer el cambio de distribución del interior de la vivienda. Si es tu caso, no te preocupes, en Constructora Rey te ayudamos con una serie de consejos para que la obra de reforma de tu vivienda no te resulte un quebradero de cabeza.

En primer lugar, queremos darte a conocer el pladur, uno de los materiales más demandados en la actualidad a la hora de reformar o construir viviendas. Además, es una gran elección para obras de menor envergadura.

A grandes rasgos, se puede definir el pladur como placas de yeso laminadas entre dos capas de cartón y que presenta ciertas ventajas frente a otro tipo de materiales, convirtiéndose en una opción irresistible para muchos, especialmente cuando se trata de una reforma integral de la vivienda.

Precio del pladur

El precio es una de las partes de una obra que siempre será necesario tener en cuenta en mayor o menor medida. A la hora de elegir ladrillo o pladur, el precio no tiene excesiva relevancia. Con esta afirmación no queremos decir que el presupuesto que vayas a invertir no es importante, pero entre estos dos materiales se dan una serie de variables que hacen que la inversión final sea similar.

En el caso del pladur, el aspecto más ventajoso es la velocidad de ejecución y la facilidad de la misma, aunque precisa de herramienta más especializada para realizar cortes a las placas, clavar perfiles y atornillar, que resulta un poco más cara de adquirir, pero es rápidamente amortizada por la rapidez de ejecución y el tiempo que se gana con éste sistema.

En el caso del ladrillo, su precio es más bajo: recibe con mortero de cemento al que hay que aplicar una capa de yeso en toda su superficie.

Por otro lado, dependiendo de la aplicación que le vayamos a dar, el precio por placa del pladur variará en función de: si es para un uso estándar, para zonas húmedas, para pequeñas reformas, con protección frente al fuego, con aislamiento acústico… Por ello, debemos de valorar qué tipo de obra necesitamos llevar a cabo y consultar con profesionales que te asesoren para una mejor elección del material.

 

¿Pladur o ladrillo?

Durante muchos años hemos estado acostumbrados a ver al ladrillo como material para crear divisiones interiores en los edificios, con lo que se ha ganado esa curiosa fama de ser “paredes de verdad”. Veamos pues cuales son las ventajas de elegir el ladrillo:

  1. Precio más bajo. Para levantar tabiques de este tipo, sólo necesitaremos ladrillo, arena y cemento y resultan materiales básicos y de fácil acceso.
  2. Facilidad y variedad de transporte. Debido a su reducido tamaño, el ladrillo nos permite transportarlo de distintas formas: en espacios pequeños, ascensores, escaleras…
  3. Resistencia elevada. Tanto para sujetar objetos pesados como encimeras o estanterías o como para aguantar golpes, por ejemplo.
  4. Pequeños remates. Cuando se trata de pequeños detalles o mochetas, el ladrillo permite una mayor libertad de trabajo al operario.

 

A pesar de que el ladrillo tiene un uso muy extendido, en los últimos años, el pladur se ha convertido en una gran elección a la hora de hacer reformas porque ofrece numerosas ventajas:

  1. Montaje sencillo y con mayor rapidez de ejecución. El montaje se realiza en seco, lo que hace que sea bastante rápido y sencillo (además de limpio). Además, no tendremos que contar con tiempos de secado como ocurre con cementos o enlucidos de yeso.
  2. Aislamiento acústico. Contiene importantes propiedades aislantes, tanto acústicas como térmicas.
  3. Mejor acabado. Si lo comparamos con la pintura o el ladrillo, el pladur siempre tendrá un mejor acabado al ser mucho más liso y uniforme.
  4. Ligereza. Debido al poco peso de las placas de pladur, apenas aumentarán las cargas en los forjados.
  5. Controles de calidad. Al someterse a precisos controles desde el primer momento de fabricación, ofrece una mayor seguridad (algo que no sucede con otro tipo de materiales).


Como profesionales con una larga trayectoria, si necesitas llevar a cabo una reforma te asesoraremos para que cumplas tus objetivos. ¡Contáctanos sin compromiso!

Foto creada por freepic.diller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies